Baño de bosque – baño de agua

Habíamos venido a por setas. Pero este año el otoño es demasiado seco. Incluso aquí arriba, en la Vall de Boí, en medio de los Pirineos, es difícil encontrarlas. Pero aun así, sin setas, la época del año hace que los bosques estén luciendo en su más espléndida gama de colores.

Las montañas que nos rodean superan los 2000 metros de altura. Resalta y salpica el agua fresca de treinta y siete fuentes diferentes y los árboles se visten de hojas rojas, amarillas, verdes y marrones. Tomamos un baño de esta preciosa naturaleza que nos rodea. Esta naturaleza que parece virgen, intacta. La Vall de Boí se sitúa lejos de las urbes, en un rincón del noroeste de Cataluña. Barcelona está a algo más de tres horas en coche de aquí. Y se nota. Es una pequeña valle con pocas aldeas que juntas no superan los siete cientos habitantes.

waldbaden-vall-de-boi-freibeuter-reisen

Paseamos por el bosque. Desprende un olor húmedo y a veces algo fangoso, pero no encontramos ni una seta. Al menos ninguna que sea comestible. Las únicas que vemos son un par de setas venenosas, o que provocan dolor de estómago, diarrea o alucinaciones. Por suerte nos acompaña Judith, que se conoce bien el bosque y cada uno de sus componentes. A saber qué habríamos hecho sin ella…

schnecke-auf-pilz-waldbaden-vall-de-boi-freibeuter-reisen

A falta de setas, historias. Judith nos cuenta la importancia que tienen las diferentes molsas y los líquenes para el bosque, nos enseña unos árboles que producen una especie de aceite que va bien para la tos y que sirve para desinfectar. Nos explica algo de cada una de las plantas que nos vamos encontrando a lo largo del paseo.

Lo que más me fascina es lo que sabe Judith sobre los ancestrales bosques japoneses. En Japón aún hay bosques muy muy antiguos de los cuales jamás se taló ni un solo árbol. Estos bosques se consideraban entonces santuarios y los japoneses de hoy en día van ahí a bañarse. Y no, no me he equivocado, los japoneses van a bañarse dentro del bosque y hasta tienen un término para esta práctica: Shinrin-yoku. Pero este baño de bosque solo funciona con árboles centenarios. En la práctica de Shrin-yoku no solo se inspira aire fresco sino también minúsculas partículas de sustancias vegetales, que son expulsadas por estos árboles. Estas partículas, según se ha comprobado, son muy saludables para el organismo humano. No son la cura del cáncer, pero pueden frenar muchas de las enfermedades que se han desarrollado dentro de nuestra sociedad, porque refuerzan el sistema inmunológico.

alte-baeume-waldbaden-vall-de-boi-freibeuter-reisen

De vuelta al hotel tenemos que cruzar una pradera donde están pastoreando las vacas tranquilamente. Parece que estén tocando una canción, cada una contribuyendo a la melodía con su campanilla. Pero pronto oscurece y tenemos que seguir.

Llegamos a los baños termales. El agua llega aquí caliente, fría, fresca o apestosa desde sus diferentes manantiales. La que peor huele es la más saludable porque contiene sulfato. Los baños termales del Vall de Boí tienen una función principalmente medicinal. Ofrecen tratamientos con barro, baños naturales, duchas contra enfermedades de la piel o reuma y cosmética natural. Como nosotras no estamos enfermas, solamente un poco resfriadas, lo primero que queremos probar es la sauna.

therme-quellen-vall-de-boi-freibeuter-reisen

Rosa, la chica de la recepción nos lleva por un largo pasillo. En las paredes, situadas a la altura del ombligo hay pequeñas puertas que parecen de congelador. Mientras, yo voy mirando a ver si encuentro la sauna. Entonces, Rosa se para abruptamente delante de una de esas minipuertas y la abre. ¿Perdón? ¿Aquí tenemos que entrar?

Rosa nos tranquiliza, explicándonos que son unos espacios de sauna muy exclusivos. No tienen nada que ver con la típica sauna de madera. Son pequeñas cuevas incrustadas dentro de la montaña, y el agua caliente de las fuentes va fluyendo detrás de las rocas de forma natural. Nos atrevemos a entrar en ese agujero. Rosa nos abandona diciendo “volveré en diez minutos” y cierra la puerta detrás nuestro.

Hace mucho calor. Pero el ruido del agua que va goteando es tranquilizante. Poco a poco nos vamos sintiendo más cómodas y nos vamos relajando. Esta cueva tiene algo encantador. Me siento segura aquí dentro. Y además, creo que me está sacando el resfriado de encima.

therme-caldes-de-boi-ausruhen-nach-dem-waldbaden-freibeuter-reise

Cuando Rosa pasa a buscarnos, creo saber como debe sentirse un pan que acaba de salir del horno. Los próximos diez minutos descansamos con vista a los Pirineos. Después, vamos al siguiente baño. Cuando el bañero nos abre la puerta, no veo nada, excepto una nube brumosa de vapor. Estamos a 45ºC con un 99% de humedad en el aire. Tenemos que aguantar cinco minutos encerradas con este vapor asfixiante. Cada respiro que hago quema, y yo goteando. Pero por suerte ya vuelve el chico y nos pregunta “¿Que tal?”. Creo que estamos cocidas. Gracias a dios no hay espejos por aquí, pero creo que estoy roja como un cangrejo.

Para refrescarnos, tomamos una ducha fría y nos metemos en el jacuzzi. Y ya estamos pensando en qué probar después. Encontramos una “ducha escocesa”. El espacio tiene un montón de toberas y un botón gigante en la pared. Cuando le doy, empiezan a salir rayos de agua de todas las paredes. Guay. Pero de golpe, y sin preaviso el agua que dispara se enfría y doy un grito. Entonces vuelve a salir agua caliente de un poco más arriba y se repite la historia. Es curiosa esa ducha escocesa…

Ya estoy despierta y llena de energía. Pero de noche aquí no hay nada. A la que desaparece el sol, esto parece un pueblo de muertos. Enérgica como una niña de cinco años que no quiere irse a la cama, me acabo yendo a dormir. Me reservo la energía para mañana, que toca ir a caminar por el parque de Aigüestortes.

Hotel y Balneari del Vall de Boi:

Hotel Manatial – Caldes de Boí
Afueras, s/n
25528 Caldes de Boí / Lleida
www.caldesdeboi.com

hotel-manatial-caldes-de-boi-freibeuter-reisen restaurant-hotel-manantial-caldes-de-boi-therme-freibeuter-reisen

Mas infos sobre el tema  „baño de bosque“:

www.dmedicina.com/vida-sana

wwww.wikipedia.org

Muchas gracias al Patronat de Turisme de Vall de Boí y al Patronat de Turisme de Lleida para invitarme a este viaje. Las opiniones expresadas aquí son de mi entera responsabilidad y reflejan mi opinión personal.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.