Berlín – Visita relámpago

El pasado verano – Berlín a lo rápido

puerta brandenburg  berlin
Nuestras mini-vacaciones familiares del verano pasado empezaron con un par de días en Berlín. Ha pasado algún tiempo desde  mi última estancia aquí.  Me di cuenta de ello cuando tuve que explicarle a mi hija qué era aquella línea trazada por el medio de la ciudad que figuraba en el mapa que me había traído: el Muro de Berlín. Por supuesto, el mapa ya tenía algunos años, pero para llegar era suficiente: una vez en Berlín ya compraríamos otro mapa.

berlin parlamento

Tras unas dos horas de vuelo, aterrizamos en Berlín . Llegamos al albergue cuando ya anochecía. Una vez allí, nos dormimos de golpe. El día siguiente, salimos muy pronto para aprovechar el tiempo y ver cuánto más posible. A las siete y media ya nos encontrábamos frente la Puerta de Brandenburgo, habiendo desayunado donuts de colores en el Potsdamer Platz y habiendo visto el Bundestag y el monumento a los judíos de Europa asesinados durante el Holocausto. La resta de la mañana la pasamos en el museo del Checkpoint Charlie. ¡Impresionante!

check-point-charly berlin

check-point-charly berlin

 

check-point-charly berlin

 

berlin potsdamer platz muro

berlin monumento judios asesinados

Después de haber dado de comer pan a un par de patos en la Spree y de haber „saqueado“ una librería enorme en la Friedrichstraße, vamos a la supesta „mejor Imbissbude de comida rápida“. Parece que no fuimos los únicos en dejarnos aconsejar por la guía turística: el puesto estaba a petar de gente. Todos querían pedir unas patatas fritas y la famosa salchica al curry. La vendedora era bastante antipática y tenía mal humor. Pero ya que estábamos, y que además nos estábamos muriendo de hambre, pedimos la salchicha al curry de todas maneras.

currywurst berlin salchicha curry

 

berlin museo pergamon arte

Por la tarde nos encontramos con el abuelito y la abuelita para rondar juntos por el Museo del Pérgamo: griegos, bisancios, nos tragamos el programa entero de arte de la antigüedad clásica. El día siguiente todavía nos quedaba tiempo para dar una vuelta por el Ku’damm (Kurfürstendamm), el KADEWE(Kaufhaus des Westens, lo que significa „Grandes Almacenes del Oeste“) y la iglesia memorial Kaiser Wilhelm. A parte de esto, en el „oeste“ de Berlín hay pocas atracciones turísticas históricas que queríamos ver. Muy divertido fue el paseo en barco por la Spree. Mientras tomas una cervecita tranquilamente sentado en la cubierta del barco, puedes apreciar muchos edificios, museos, teatros e iglesias en la orilla del río!

matruschka berlin
Para los niños esta visita „relámpago“ a Berlín no era solamente una visita de la historia alemana, si no además un viaje „culinario“. Hemos descubierto donuts en una variedad de colores muy llamativas, hemos probado la famosa Currywurst y Leo también se ha tragado un verdadero „Döner Kebap„. Según una leyenda urbana este plato de origen turco se ha convertido aquí en Berlín en uno de los platos fast food mas apreciados en toda Alemania!

doener-berlin

Desde Berlin fuimos a Hameln e Hamburgo.

Tags from the story

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.