Excursión al Parque de la Madonie

Después de una pequeña vuelta en coche eléctrico, recorriendo las estrechas calles de Castelbuono, nos dirigimos a hacer una excursión por el parque de la Madonie. Nos acompaña Marío, guía de montaña. También nos acompaña un pequeño tramo el campeón de parapente de Italia. Dice que puede estar más de cinco horas volando. Que barbaridad, pienso.

PILZ Parc delle madonie sizilien

Empezamos la ascensión. Mario nos va explicando lo que vemos, las diferentes plantas, su procedencia, como han evolucionado en este nuevo habitat, etc. Vemos muchas setas, algunas de ellas, son de gran tamaño, son muy bonitas, las típicas de los dibujos, de color rojo, con pequeños círculos de color amarillento, parece que va salir de ellas un gnomo. Pero cuidado con ellas, son muy tóxicas. De repente veo una pequeña zona llena de trompetas de la muerte, es una pena no poder cogerlas, con lo buenas que están. Vemos también unas piedras volcánicas. “Proceden de una explosión del Etna, hace unos cuantos años, claro”, nos dice Mario.

Llegamos a una especie de valle, donde hay una casa con techo de paja, que me recuerda algunas del norte de España. Seguimos. Nos encontramos con majestuosos y grandes árboles. En algunos de ellos surgen de sus troncos ramas de extrañas formas, muy robustas. Hay muchos robles, castaños y algarrobos. Me recuerda este paraje a un bosque encantado lleno de hadas.

Por fin llegamos a la cima. Las vistas son espectaculares! Aprovecho para respirar profundamente, para cargarme de oxígeno, de aire puro, de calma y de buen karma.

 parco delle madonie

Comenzamos la bajada. Esta vez caminamos más rápido, entre muchas razones, hay algo de hambre. Llegamos a Piano Sempria, a medio de camino se encuentra el refugio de Francesco Crispi, que nos ha preparado ricos manjares. Que bueno está todo! El vino también je je je. Que bien sienta después de una “bella giornata”.

Essen Restaurant parco delle Madonie

Wandern Gruppe Parc delle Madonie Sizilien

Abajo nos espera una paseo en caballo. Llegamos donde nos están esperando tres caballos blancos. Uno lo monta el guía y dueño. Así que solo podemos montar dos a la vez. Nos dicen de dar un pequeño paseo, si queremos. Los primeros en montar son Mónica con una evidente cara de espanto, y Daniele, que solo montar sale trotando. Después de un rato vuelven, es el turno de Verónica y el mío. Hace años que no me subo a un caballo, recuerdo que la última vez fue en Cuba, y eran unos de menor tamaño.

Valor me digo, y subo como puedo. Intento relajarme. Cosa que consigo en seguida, total vamos muy controladas. Aunque el paseo es corto, es agradable. Recuerdo tiempos lejanos y disfruto plenamente. Me imagino que soy una amazona experta, e intento que mi cuerpo no se tense. Nos cuentan que hay diversas excursiones, algunas pueden durar días. Supongo que para personas expertas que están más acostumbradas que yo.

Sizilien Reiten

Mientras los demás dan una vuelta en bici, Mónica y yo bajamos en el coche eléctrico. Quedamos con el resto del grupo en la Piazza Margherita. Cuando estamos ya todos, vamos a una pastelería cercana, la Pasticceria Fiasconaro, donde degustamos un riquísimo panettone artesanal. La verdad es que como demasiado panettone, pero está tan bueno que es imposible resistirse.

Disclaimer: Muchas gracias a Distretto di Cefalù e dei Parchi delle Madonie e di Himera y Paesi online para invitarme a este viaje. Las opiniones expresadas aquí son de mi entera responsabilidad y reflejan mi opinión personal.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.