La felicidad de bucear

barco buceo viaje tailandia

Los buzos se levantan increíblemente temprano. Por desgracia. A veces los barcos ya salen a las 5.30 o 6.30 de la mañana! Medio dormida me arrastro de cualquier manera al muelle antes de que el barco salga del puerto. Tomar un cafecito antes de salir tampoco sirve, al menos a mí no, porque no puedo ir al baño durante el buceo. En general, independientemente de si estás en un barco de buceo grande o pequeño, no hay baño a bordo. Así que me despierto casi siempre solo en el momento de saltar al agua. Pero entonces estoy despierta de golpe! En un instante, mi cerebro está muy claro, solo miro y respiro, miro y respiro… Lentamente me dejo llevar por la corriente. Solo se oye el sonido regular de mi respiración, que me permite estar aquí, en este mundo silencioso y pacífico.

buceo viaje tailandia

Cuanto menos me muevo, menos molesto a las criaturas acuáticas. Siguen su camino por el agua, como si yo no estuviera allí. O como si yo fuera un pez grande y feo pero inofensivo. Cada vez que me sumerjo en el agua estoy completamente fascinada. Todo lo que me pasa por la cabeza „encima el agua“ permanentemente, sin que pueda pararlo, desaparece en el momento de entrar al agua. Pensamientos como „He cerrado bien la puerta? „, “ ¿Qué voy a cocinar mañana? “ , „Todavía tengo que llamar a tal y cual “ … y todas estas cosas completamente inútiles, que normalmente no paran de dar vueltas en mi cerebro , ya no están. Estoy simplemente allí. Eso es suficiente.
En ningún paseo he podido sentir la naturaleza como la puedo sentir bajo el agua. Me gustaría abrazar a todos los pececitos, seguirles en su camino y simplemente dejarme llevar por la corriente durante horas. Pero, por desgracia no puede ser. Un rápido vistazo al ordenador de buceo me avisa que aún tengo bastante aire. De repente aparece mi compañero de buceo justo encima de mí con la cámara en mano: de tanta alegría que siento, empiezo a hacer piruetas y ponerme en pose de sirenita. Estoy bailando como una elfa, no siento el peso, estoy en la ingravidez… Me divierto tanto, que tengo que reírme yo sola, que no es cosa fácil con la máscara y el regulador! Nos miramos los dos, radiantes de alegría y felicidad. No hacen falta palabras para saber, que él es tan feliz como yo y siente lo mismo. Sus ojos brillan y las comisuras de su boca alcanzan casi los oídos.

bucear viaje tailandia  Scuba -Diving-pez

Scuba-Diving bucear tailandia

De repente oigo una alarma. Con un sonido como „ding ding“ a su tanque de oxígeno, Pan, nuestro maestro de buceo tailandés, atrae nuestra atención. Hay un manta raya gigante unos 20 metros por delante de nosotros. Viene directamente en nuestra dirección. Otros buzos, muy cerca, también han visto la Manta. Nadie se mueve, todos están flotando verticalmente en el agua. Si pudiéramos, aguantaríamos ahora la respiración por la emoción, pero la regla número uno es No pares nunca de respirar! Cámaras, tabletas, teléfonos móviles o qué sé yo lo que la gente ha llevado, se ponen en marcha. Y el Manta se acerca. Nada directo hacia mí. ¿Cómo era … a que género pertenece el manta? No son de la misma familia que los tiburones? Si solamente me podría acordar de si come carne o si es vegetariano,……. ahhhhh ! Ojala no fuera tan despistada siempre! Os lo juro, nada más llegar a casa, me compraré un libro de peces para clasificar estos bichos! Dado que todos los otros permanecen totalmente tranquilos, hago lo mismo. No me muevo y intento dar una impresión muy pacífica, por si a caso… de que no sea vegetariano. Cuanto más se acerca la Manta, más grande es. Al final pasa un poco abajo a la derecha debajo de mí y desaparece en las infinitas extensiones del océano.


Vistazo al ordenador: Hora de volver a salir. Después de un check rápido con los otros dos buzos, nos despedimos del mundo submarino. Pero solo para hoy. Llegado a la superficie, el agua está muy tranquila. Nada se mueve. El sol de la mañana aún se está levantando y brilla con una luz naranja-rojo en mi cara. De espaldas, me dejo llevar tranquilamente por el agua hasta el barco ¿Qué podría ser más romántico?

viaje tailandia-bucear- Scuba-diving-anemona

viaje tailandia-bucear- Scuba-diving

 

viaje tailandia-bucear

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.