Las Filipinas – Me lo dijo un amigo …

Hacía tan solo unos pocos días que estábamos por fin en Filipinas, tras meses de planificación de este anisado viaje. Después de visitar las famosas terrazas de arroz de Batad y Banaue, íbamos a iniciar nuestra pequeña aventura con TAO. Era una expedición de cinco días, navegando desde Corón a El Nido. No sabíamos exactamente el recorrido que se iba a realizar, ni tampoco conocíamos al resto de participantes, así con mucha expectación, algo de nervios ante este misterio, iniciamos lo que para mí fue lo mejor de nuestro viaje por este hermoso país.

Reisterrassen Banaue Batad Philippinen freibeuter reisen

Tras una reunión el día anterior, comenzamos a navegar, descubrimos paisajes alucinantes, realizamos snorkel donde pudimos disfrutar de sorprendentes corales de diferentes formas y colores, peces, estrellas de mar, barcos hundidos….y excursiones donde tuvimos el privilegio de descubrir cómo vivían en la isla un pueblo de pescadores. Recuerdo aquellos gallos, aquellos niños que corrían a saludarte, incluso pudimos disfrutar de su deporte nacional „el karaoke“. Era curioso ver como en un lugar tan sencillo y humilde, en el bar o local social se encontraba una máquina espectacular de karaoke, disfrutamos muchos viendo como se emocionan y lo bien que cantan!! así que por esta vez yo decidí solo escuchar, ya que cantar no es lo mío.

Phillipinen

Después de navegar y de realizar diferentes actividades diarias, al atardecer íbamos a dormir a pequeñas islas, donde tienen unas cabañas, que a mí personalmente me encantaron, era un privilegio poder despertase en esas playas, con esas vistas. Recuerdo también aquellas duchas sencillas y refrescantes… Al llegar teníamos la opción de darnos un masaje relajante, yo no me perdí ni uno.

Phillipinen

Por la noche, mientras esperábamos la suculenta cena (Qué buenos estaban aquellos pescados, los calamares, incluso el cochinillo asado…Bravo por los cocineros!!) nos daban una bebida a base de zumo y ron, que nos convertía no se por qué a todos en más sociables y simpáticos. Puede disfrutar de la compañía de esa gente tan especial que te vas encontrando por el mundo, un placer. Qué risas, qué bailes, y la muletilla con la que he titulado este artículo para recordar esos momentos: „me lo ha dicho un amigo…yo no eh“. Mención también a aquellos baños nocturnos, sobre todo uno donde nos bañamos en compañía de un plancton luminoso. Perfecto!!

Phillipinen

Por la mañana antes del desayuno, tras una taza de te de jengibre, se podía pasear por las tranquilas playas, también podías bañarte relajadamente, o incluso practicar un poco de Kayak o realizar algo de gimnasia matutina o algo de yoga, lo que quisieras…

Phillipinen

Pero lo más importante de esta expedición era el poder navegar y estar en estas islas en exclusividad, solo nosotros, los componentes del grupo y la pequeña, pero afable y eficiente tripulación. Y bueno como todo tiene su fin, esta aventura también lo tuvo. Y después de unos divertidos saltos desde el barco y de una cena ya en el puerto del El Nido, intercambios nuestros números de teléfono esperando vernos en alguna otra ocasión.

En resumen he tenido el privilegio de vivir una experiencia muy muy recomendable!

Phillipinen

Phillipinen

Phillipinen

Consejos para las Filipinas :

Website: www.taophilippines.com

La información que dan en su página es muy detallada.
La expedición se puede hacer desde Coron a El Nido o viceversa.
No hace falta ningún tipo de material específico, solo una bolsa drybag, tus gafas y tubo. Todo el material para pernoctar te lo facilitan ellos.
En la reunión que se hace antes de la salida, te lo explican todo, y en ese momento puedes comprar cerveza, ron, o refrescos para la travesía.
La comida es deliciosa y abundante.
Y conviene reservar con antelación.

Phillipinen

 

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.