La Posada de Siétamo y el Castillo Loarre

Después de la parada en Alquézar acaba el primer día de nuestro viaje por Huesca. En el pequeño pueblo Siétamo con sus 663 habitantes Carmen y yo encontramos una posada, en la que pudimos pasar la noche.

Como todavía era temprano cuando llegamos a Siétamo, decidimos aprovechar el tiempo para dar una vuelta por Huesca, que está a solo doce quilómetros. Una vez llegadas a la ciudad, nos pusimos en búsqueda de un bar. Encontramos uno muy rústico y cómodo, y pedimos dos bocadillos. Madre mía – ¡ eran enormes y estaban buenísimos! Pero a parte del bar, no había muchas cosas espectaculares para descubrir. Al menos cuando fuimos nosotras, en noviembre, media ciudad estaba bajo construcción.

De nuevo en la posada bebimos una última cerveza de buenas noches y hablamos con Belén, la dueña. Nos explica la historia del edificio, que antes era una casa parroquial, de allí el nombre ‚Abadía de Siétamo‘. Muchos habitantes del pueblo tuvieron clases de comunión allí. Por un tiempo incluso se daban misas. Belén nos da unos cuantos consejos para el día siguiente: Hay tantas cosas que ver, que ni nos da tiempo para hacerlo todo.

Lo mejor de la región son las rutas de paseo. Definitivamente voy a volver, para caminar. Incluso estando tan cerca de las montañas, hay muchos caminos llanos,  justo lo que a mi me gusta. Pero en general, las montañas y rocas son tan empinadas que las tienes que escalar. Sobretodo ahora en otoño hay muchos alpinistas.

Abadia de Sietamo

Castillo Loarre

Después de haber pasado la noche en una cama muy cómoda, nos espera un gran desayuno el día siguiente. Comemos bien antes de volver a subir al coche. Pronto estamos „on the road again“. Dejamos Huesca atrás. Lo primero que queremos ver hoy es el Castillo Loarre. Carmen dice que en este castillo rodaron una película muy famosa hace unos años. La peli se llama “El Reino de los Cielos”. A mí, no me suena. 🙁

Roadtrip Huesca

Loarre Castillo Aragon-Huesca

Como en una de estas autopistas que se ven en las películas americanas, vamos por paisajes parcos. El camino es muy recto. Desde lejos ya se ve el castillo. Es impresionante. Con nuestro Seat vamos subiendo la montaña. La calle es bastante estrecha. De repente el camino hace un giro, apartándose del castillo. ¿Hacia donde voy ahora? Llegamos a un aparcamiento muy grande, pero sin coches. Parece que hoy  no hay mucha gente. El párquing parece abandonado, vacío. El viento helado nos silva por las orejas. Así que no es extraño que los visitantes prefieran venir aquí en verano.

En el campo que hay delante del aparcamiento hay unos caballos. Vamos a saludarlos. Uno se acerca a mí. Me mira, pero al ver que no llevo nada para comer da media vuelta.

Caballo Loarre Castillo  Huesca

Nos ponemos nuestros abrigos y vamos hacia el castillo. Debería estar abierto incluso en noviembre, dice Carmen, que ya ha estado aquí antes. Pero ahora está cerrado. Una mirada al cartel en la entrada explica todo: el castillo en sí no abre antes de las once. Ahora mismo falta poco para las diez. La vista desde aquí arriba es fantástica, pero no vamos a esperar una hora entera. No era “a quien madruga…” ? No tardamos mucho en tomar la decisión. El Castillo de Loarre solo será fotografiado por fuera.

Loarre Castillo Aragon-Huesca

Disfrutamos un poco mas la vista desde aquí arriba, tomamos muchas fotos y seguimos nuestro camino al monasterio San Juan de la Peña.  Pero esto será otra historia 🙂

los mallos riglos Huesca

Huesca

Posada Abadía de Siétamo
C/ Alta, 10
22120 Siétamo (Huesca)
Website: www.abadiasietamo.es

sietamo

Muchas gracias a Avis, que nos han dejado un coche para el viaje por el Parque Natural y a la Abadía in Siétamo para una noche acogedora en la posada! 

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.